PolloRECETAS

POLLO AL HORNO ASADO AL PIMENTON

1H y 20 Minutos

Pollo al horno asado al pimenton. Una manera más, y poco frecuente, de asar esta deliciosa ave. En este caso, es una receta muy fácil y rápida de hacer. Necesitarás muy pocos ingredientes y todos, bien a mano para hacerla. Es más, seguro que los tienes todos en casa. Como resultado, tendremos una receta con personalidad y que, a pesar de su nombre, no sabe tanto a pimentón. Un plato delicioso, este pollo al horno asado al pimenton, que te animo a que prepares en casa.

Te puede interesar nuestro Canal

INGREDIENTES PARA HACER UN POLLO AL HORNO ASADO AL PIMENTON:

  • 1 pollo entero
  • Dos limones
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce o picante
  • 2 cucharaditas de curry en polvo
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

PREPARACIÓN:

1.- En un bol, ponemos el jugo de un limón, una cucharadita de pimentón y otra del curry. Reservamos el resto de ingredientes para más tarde. Mezclamos hasta obtener un líquido de un color rojizo

2.- Ponemos el pollo, boca abajo, en una placa de hornear. Lo salpimentamos y después, lo pintamos por toda su espalda con la mezcla que acabamos de preparar. Finalmente regamos con un chorrito de aceite de oliva.

3.- Lo metemos en el horno, previamente calentado a 200ºC, calor arriba y abajo. Dejamos ahí alrededor de 45 minutos. Hasta que veamos que está bien dorado

4.- Justo antes de sacar el pollo del horno, para darle la vuelta, volvemos a preparar la salsa del principio. Ponemos el zumo del otro limón y la otra cucharada de pimentón y de curry. Mezclamos bien

5.- Sacamos el pollo del horno y le damos la vuelta. Vamos a cocinar este lado. Antes de volver a introducirlo en el horno, volvemos a salpimentarlo y a empaparlo bien con la mezcla de limón y especias. Lo introducimos nuevamente en el horno, alrededor de otros 30 minutos. Hasta que quede bien cocinado

6.- Finalmente lo retiramos del horno, lo trinchamos y ¡A servir!

7.- Opcionalmente, antes de servir y si quieres, puedes añadir en una sartén a fuego suave un chorrito de aceite y la misma cantidad de harina. Lo mezclas bien y lo calientas a fuego suave. Después, añades toda la salsa del pollo, que habrá quedado en el fondo de la bandeja. Lo mezclas todo bien y lo devuelves al pollo. ¡Habrás conseguido una salsa con más cuerpo y una presencia mucho más vistosa!

Referencia: Que viva la cocina

Si te gusta la receta, por favor compártelo con tus amigos en las redes sociales…